Lo Más Reciente

Col rizada, tu aliada para revertir los efectos nocivos del alcohol

Col rizada, tu aliada para revertir los efectos nocivos del alcohol

A la mañana siguiente de una noche de fiesta, tu cuerpo sufre de estrés oxidativo, el cual debilita al sistema inmune.

Cuando un virus ingresa en el cuerpo, las células inmunes, llamadas células T, comienzan a esparcir la sustancia por el cuerpo. Luego, las células T llamadas CD8+ eliminan al invasor matando a las células infectadas. Al mismo tiempo, las denominadas CD4+ organizan la respuesta inmune.

Dado que las células se dividen cada ocho a 12 horas, puede tomar hasta una semana para que una infección sea vencida, pero la respuesta inmune puede ponerse en riesgo si las células T pierden su capacidad de reparación al ser dañadas por el estrés oxidativo. Esto ocurre cuando bebes varios shots de tequila, por ejemplo.

Sin embargo, el profesor Manfred Kopf de ETH Zurich realizó un estudio en el que ratones pudieron salvar sus células inmunes dañadas cuando consumieron un alto nivel de vitamina E, gracias al efecto antioxidante del suplemento.

Los ratones, que tuvieron 10 veces más vitamina E en sus dietas, pudieron proteger células cruciales, las cuales se multiplicaron para pelear contra las infecciones.

"El beneficio de las tabletas de vitaminas es un tema controversial", dijo Kopf, de acuerdo con el Daily Mail. "Nuestro trabajo muestra que incluso un defecto genético en una parte importante de la maquinaria antioxidación de una célula puede ser compensado con una dosis alta de vitamina E. Eso es nuevo y sorprendente".

Aunque Kopf no recomienda los suplementos de vitamina E para la vida diaria, admite que consumir un suplemento, smoothie o jugo verde de kale o col rizada y almendras tiene sentido para responder ante el estrés oxidativo, el cual puede ocurrir por la exposición prolongada a la luz del sol o por una resaca.

Sin embargo, dado que el impulso que brinda la vitamina E al sistema inmune es de largo plazo, podrías no percatarte de los efectos.

Por: Paul Watson
Vía: NuevaMujer.