Lo Más Reciente

Causas frecuentes por las que nos sangra la nariz

Causas frecuentes por las que nos sangra la nariz

¿A quién no le ha sangrado la nariz alguna vez?

Apuesto a que alguna vez te sangró la nariz y no supiste el motivo. Aunque no lo creas, no se debe solo al calor o a la presión alta, aunque son las causas más frecuentes.

Existen varios motivos que, por lo menos para mí, eran desconocidos y que ahora quiero compartir contigo. ¡Acompáñame!

#1 Alergias o resfriados


Aunque no lo creas, esta es una de las razones por las que con más frecuencia nos sangra la nariz. Si eres propensa a las alergias estacionales y tu nariz produce gran cantidad de mucosidad que debes sonar con frecuencia, a esto debes sumarle la resequedad en el interior de los tejidos nasales y la irritación. Todo esto crea un cóctel explosivo que termina con el sangrado.

#2 Lesiones 


Causas frecuentes por las que nos sangra la nariz

Los más pequeños son los más propensos a sangrar por este motivo (y algunos adultos también) debido a que se rascan la nariz y se lastiman los pequeños vasos del interior.

#3 Tomar anticoagulantes


Según un estudio de la Clínica Mayo, varios fármacos anticoagulantes pueden incrementar el riesgo de hemorragias nasales. Este tipo de medicamentos puede dar lugar a sangrado frecuente debido a su impacto en la capacidad de coagulación del cuerpo.

#4 La calefacción central o el aire acondicionado


Aquellas personas que viven en ambientes refrigerados o con calefacción central son más propensas a sangrar por la nariz debido a que son más vulnerables a experimentar sequedad severa, picazón o irritación en las membranas de la nariz.

#5 Alcoholismo, enfermedades hepáticas y renales


Este tipo de problemática también puede dar lugar a hemorragias nasales frecuentes y repentinas.

Y recuerda: si sufres de algún tipo de problema como estos, no dudes en acudir a tu médico de cabecera.

¿Cómo detener el sangrado nasal?


Causas frecuentes por las que nos sangra la nariz

Para evitar que tu nariz sangre en demasía, lo que tienes que hacer es ayudar a que cese el flujo.

Para esto, inclina levemente hacia adelante tu cabeza mientras aprietas las fosas nasales durante unos 5 minutos. Esto hará que te sea sencillo sellar los vasos sanguíneos abiertos. Pasado ese tiempo, relaja la presión y comprueba que el sangrado ha parado. De no ser así vuelve a presionar durante otros 5 minutos.

Estos son a grandes rasgos los motivos por los cuales muchas veces nos puede sangrar la nariz. Ahora, ¡ya sabes qué hacer para detener el sangrado!

Por: Marcela Antonacci.
Vía: iMUJER.