Lo Más Reciente

Por qué los bebés tiran la cabeza hacia atrás

Por qué los bebés tiran la cabeza hacia atrás

Los bebés nos sorprenden con sus actitudes y movimientos a medida que crecen, y las madres primerizas no paramos de hacernos preguntas como estas: ¿por qué los bebés tiran la cabeza hacia atrás?, ¿es peligroso?

Tranquila, mamá. Te contamos todo en este artículo.

¿Qué es lo esperable?


Alrededor de los tres meses, los bebés comienzan a mover con mayor frecuencia y firmeza ciertas partes de su cuerpo como por ejemplo, los brazos y la cabeza. Esto es posible gracias al desarrollo de los músculos que se encuentran en el cuello.

Antes del cuarto mes, por lo general, son capaces de girar la cabeza de un lado hacia otro cuando están acostados boca abajo.

A medida que ganan en seguridad y fuerza, pueden apoyarse sobre sus codos y mantener la cabeza levantada durante algunos instantes. Esto les entusiasma porque les ofrece una mayor visión sobre su entorno.

Puede que, de forma repentina, hagan un movimiento brusco con la cabeza, tirándola hacia atrás. En estos casos, es una buena idea ofrecerles apoyo, para que su cuello no se dañe.

Entre los seis y nueve meses, es común que al sentarlos en el coche de paseo o en la silla de comer, balanceen sus cabezas de atrás hacia adelante. De este modo, experimentan con sus posibilidades corporales a la vez que se divierten descubriendo nuevas sensaciones y cosas que pueden hacer. Realizar este movimiento les resulta muy gratificante porque sienten que ejercen control sobre su cabeza.

Por qué los bebés tiran la cabeza hacia atrás


¿Deberías preocuparte?


No tienes motivos para preocuparte de que tu bebé mueva la cabeza de un lado a otro, ya que no hay más razones de por qué lo hace que las antes descriptas. Sin embargo, si notas que tu bebé está irritable o tiene fiebre, puede que el movimiento de cabeza sea a causa de un dolor de oído. Algunos otros signos pueden indicar autismo.

No dudes en llevarlo al pediatra si observas algunos de los siguientes síntomas, que suelen tener lugar justo antes de la hora de dormir:

  • Se da cabezazos contra la pared, mueble o cuna,
  • se frota o acaricia partes del cuerpo como el vientre, pies u orejas,
  • se tira de su cabello,
  • mece el cuerpo,
  • hace muecas o se encoge de hombros.

Ahora ya sabes cuáles son los movimientos esperables de un bebé a medida que crece. Presta atención a tu bebé y ante cualquier duda, consulta al médico.

Por: Veronica Alvarez
Vía: iMUJER.