Lo Más Reciente

La Catarata del Palacio de Versalles

La Catarata del Palacio de Versalles

¿Una catarata en el Palacio de Versalles? No, no se trata de un error, sino de la última atracción que podemos contemplar en los jardines del palacio barroco más grandioso del mundo, y que a buen seguro haría las delicias del propio Luis XIV, el Rey Sol.

Esta gran catarata artificial de 20 metros de altura ha sido instalada en el Gran Canal y es obra del artista danés Olafur Eliasson, famoso por otras performances y creaciones artísticas en grandes formatos, donde se juega con sutiles efectos ópticos y hay siempre espacio para la interacción.

La catarata es sólo una parte de la instalación hidráulica de Eliasson en Versalles, sin duda la más visible, aunque no la más asombrosa. Por ejemplo, en un paseo por los jardines encontraremos también un gran círculo de niebla donde se dibuja un arco iris que los visitantes pueden tocar con sus manos (siempre que no les importe mojarse un poco), y un paisaje glaciar en el que las grandes rocas de hielo cambian de color según la luz del sol y la temperatura.


La Catarata del Palacio de Versalles

En el interior, Eliasson ha instalado un asombroso espejo en forma de disco suspendido en el aire, un artefacto que brilla tomando la forma una gran luna en cuarto creciente. Y claro, ¿qué mejor ubicación que el Salón de los Espejos para hacer realidad esta idea?

La opinión pública francesa se ha dividido ante las creaciones de este danés que desarrolla la mayor parte de su actividad artística en las ciudades de Copenhague y Berlín. Ha recibido muchos elogios, pero también ácidas críticas. No pasa nada: tampoco en su día gustó a la gente de París la instalación de la Torre Eiffel o la Pirámide de cristal del Museo del Louvre, y ahora son iconos imprescindibles de la ciudad.

Vía: Dónde Viajar.