Lo Más Reciente

5 claves que nadie te dijo sobre tu nutrición y deberías conocer hoy

5 claves que nadie te dijo sobre tu nutrición y deberías conocer hoy

Cada vez hay más gente interesada por la buena alimentación y el caudal de información crece a pasos agigantados. El problema es que no todo lo que leemos es correcto. De hecho, hay mucha falsedad navegando por la red.

Por eso, a continuación, desarrollaré un poco mejor las principales concepciones erradas que muchas personas suelen adoptar como válidas una vez que se introducen en el mundo de la nutrición y que deberían dejar de creer.

Un plan por persona


Así como cada persona tiene diferentes necesidades para ser feliz, lo mismo sucede con la nutrición. Si bien compartimos muchas características genéticas, hay otros detalles que nos distinguen a cada una: la digestión, los niveles hormonales y otros aspectos que dependen del estilo de vida que llevemos y que influyen en nuestras necesidades nutricionales.

Este es el motivo por el que tu amiga come el triple que tú y logra mantener su peso sin problemas: su organismo funciona diferente al tuyo.

La dieta no lo es todo


Si llevas una alimentación sana pero descuidas los aspectos emocionales y espirituales de tu cuerpo, nunca serás una persona saludable. Lograr eso implica un todo que está constituido por varias aristas y la alimentación es solo una de ellas.

Por lo tanto, no te enfoques exclusivamente en lo que comes, también preocúpate por satisfacer tu salud emocional y espiritual.

Mantener una buena relación con los demás y contigo misma es imprescindible. Nunca sacrifiques tus pasiones y talentos, escucha a tus instintos, y eso tendrá el mismo peso que la buena alimentación en tu salud.

El ejercicio no es una excusa


Si creías que los 5 kilómetros diarios que corres revertían todo el daño de esa hamburguesa con patatas fritas, lamento informarte que no es así. Si bien podrás quemar algunas calorías, también es necesario que te nutras para el buen funcionamiento del cuerpo, y si lo único que le proporcionas son montones de grasa saturada, nunca funcionará adecuadamente.

Tu cuerpo es más que el abdomen o las piernas, tienes que darles energía a tu cerebro, tus órganos y tus huesos, ¡no lo olvides! Empieza a tener en cuenta a tu cuerpo y a tu cerebro como un todo y las necesidades que tienen; no te concentres únicamente en la necesidad calórica.

Cambiar dieta por equilibrio


No importa cuán exitosa haya sido la dieta que preparó tu nutricionista, si estás privándote de algo, es probable que a largo plazo fracase. Los extremos nunca son buenos, especialmente en el caso de la alimentación. No tienes que comer lo que más te gusta los 7 días de la semana, ni tampoco privarte de ello por un año entero, se trata de mantener un equilibrio y reconocer cuándo mereces darte un gusto y cuándo es hora de medirte.

''Lo perfecto es enemigo de lo bueno''


Recuerda que no somos robots sino seres humanos, y no podemos ser perfectos. Mucho menos en un tema tan difícil de mantener una conducta moderada como es la alimentación.

La dieta perfecta no existe, unos pueden considerar que su dieta a base soda y helado es todo lo que necesitan, mientras otros priorizan su salud y eso es la perfección para ellos. Nada de lo que comas te hará perfecta, ni tampoco determinará tu felicidad.

Recuerda, la alimentación equilibrada y el bienestar no serán los responsables de hacer que lo que ves en el espejo te guste. La primer tarea para eso es aceptarte tal y como eres, no compararte con nadie y darte cuenta de que lo que comes no solo incide en tu apariencia, sino que determina tu bienestar.

Vía: iMUJER.