Lo Más Reciente

El Castillo de Leeds

El Castillo de Leeds

Almenas, torres, arcos y contrafuertes, el puente, el lago, los cisnes, las flores de cerezo, las empinadas escaleras, las ventanas ojivales… Todos estos elementos ordenados en armonía nos ofrecen una de las visitas más evocadoras que podemos realizar en un viaje por el norte de Inglaterra: el Castillo de Leeds, en el Condado de Kent.

Situado a unas dos horas en coche desde Londres, esta postal de cuento de hadas nos depara grandes sensaciones. El castillo es una fortaleza medieval, aunque con delicados elementos de estilo renacentista, que los ingleses consideran el castillo más hermoso del mundo. Una afirmación atrevida, sin duda. Nosotros no iremos tan lejos aunque sí lo incluiríamos en la lista de los más bellos.

Que el lago sea artificial (se formó tras la construcción de una presa en el cauce del río Len) no resta un ápice de encanto al lugar, más bien al contrario: es el espejo donde se reflejan los muros de este castillo casi milenario, donde vivieron grandes damas como la reina Leonor de Castilla o Catalina de Valois, entre otras.


El Castillo de Leeds

Además de los amplios jardines, la visita incluye el acceso a las estancias interiores, algunas tan fascinantes como el Comedor Verde, la Glorieta (una estilizada torre del siglo XIII), la Sala de Banquetes o la Capilla. No faltan las obras de arte decorando las paredes. Todo en un ambiente de refinamiento y sofisticación como pocos en Inglaterra.

El icono del Castillo de Leeds es el cisne negro, habitante del lago. Para vivir todo esto de cerca, dentro del parque que rodea la fortaleza hay algunos románticos Bed and Breakfast de precio asequible y ambiente encantador.

Vía: Dónde Viajar.