Lo Más Reciente

Cómo debes tratar tu piel si te quemaste con el sol

Cómo debes tratar tu piel si te quemaste con el sol

Ya lo advertía hace casi 20 años la periodista estadounidense Mary Theresa Schmich en una columna para el Chicago Tribune —que se hizo enormemente popular gracias a un video motivacional—: usen protector solar.

Muchos de nosotros, sin embargo, a menudo lo olvidamos. Y la piel rojiza y quemada nos lo recuerda al día siguiente: tomar el sol sin bloqueador solar no es una buena idea y puede llegar a ser muy peligroso.

Y aunque en los casos más serios hay que acudir al médico, cualquiera en su casa puede tratarse la piel rojiza que deja la quemadura solar.

No apliques helado sobre la piel


Son muchos los consejos que afloran en internet y que pueden dar lugar a confusiones.

Para salir de dudas, la BBC consultó al doctor Nisith Sheth, de la Fundación Británica de la Piel.

Según el dermátologo —y a pesar de lo que algunos creen— colocar helado sobre la piel quemada por el sol no es lo más adecuado.

"Aunque el efecto del frío puede reducir la inflamación, los componentes del helado pueden causar una infección", dijo Sheth.

"Además es muy engorroso", agregó.

Un bol de avena en el baño


El uso de la avena para tratar problemas dermatológicos es ampliamente conocido: es el componente principal de un gran número de lociones y jabones corporales.

En el caso de una quemadura por el sol, agregar una taza de avena a un baño frío puede ser la solución.

El doctor Sheth está de acuerdo con este tratamiento.

"La avena y la harina de avena son bien conocidos por reducir la inflamación y algunas marcas comerciales la utilizan para tratar eczemas", dijo el dermatólogo.

De acuerdo con el especialista, también es recomendable utilizar cremas antiinflamatorias y otros productos específicos para tratar las quemaduras por el sol.

Come sandía y bebe agua

Sandía

Sabemos que es esencial beber mucha agua cuando hace calor para mantenernos hidratados, pero si te quemaste la piel, se convierte en algo esencial.

La Fundación Británica de la Piel dice que beber mucha agua prevendrá la deshidratación y ayudará a tu piel a recuperarse.

Comer fruta abundante en agua, como la sandía, puede ser conveniente en ese sentido y además tiene otros beneficios.

"La sandía, como muchas otras frutas, contiene unos ingredientes llamados licopenos que tienen algún factor de protección solar", dijo Sheth.

En cualquier caso, explica el especialista, esto se da "en muy pequeñas cantidades".

"Aunque es beneficioso para la salud en general y puede proteger del sol, no tratará (por sí mismo) las quemaduras solares", advirtió.

Compresas de agua fría (y no de leche)


Algunos dicen que colocar una compresa fría con leche puede ayudar a calmar la piel quemada por el sol.

Sheth, sin embargo, advierte que, aunque esto puede provocar un "efecto refrescante y antiinflamatorio" hay que tener en cuenta que "otros ingredientes de la leche pueden ocasionar otros problemas".

"La leche contiene ácido láctico, que puede causar irritación en la piel", dijo el dermatólogo.

En ese caso, es mejor utilizar solamente paños de agua fría.

La Fundación Británica de la Piel aconseja aplicar compresas de agua fría durante 15 minutos o tomar un ducha fría.

También señala que, si están empezando a salir ampollas en tu piel, lo mejor es que tomes un baño.

Cuidado con el vinagre: puede irritar


Otros dicen que lo mejor para calmar la piel quemada por el sol es rociar las zonas dañadas con vinagre.

"La gente utiliza vinagre de sidra de manzana para sus problemas de piel y tiene un efecto beneficioso", explicó Sheth.

Sin embargo, el médico sostiene que "el ácido del vinagre también puede casuar irritación en la piel".

Aloe vera, el gran aliado

Aloe vera

En el caso del aloe vera, sí hay consenso y la mayoría de los médicos lo recomiendan para reducir las quemaduras solares.

De hecho, muchas lociones solares contienen esta sustancia.

"El aloe vera tiene, sin lugar a dudas, un efecto antiinflamatorio y puede ser útil para tratar las quemaduras solares", dijo Sheth.

"Ha sido ampliamente utilizado para problemas en la piel, pero debes poner cuidado de no aplicarlo sobre la piel quebrada, pues podría provocar una reacción alérgica", añadió el experto.

La Fundación Británica de la Piel aconseja el uso de lociones con aloe vera o con soya que pueden ayudar a calmar la piel.

Pero si prefieres evitarte todos estos tratamientos, tal vez lo mejor es que la próxima vez que quieras disfrutar de los rayos del sol no te olvides de lo más importante: el bloqueador solar.

Vía: BBC Mundo.