Lo Más Reciente

Seguir la dieta en el trabajo será más fácil con estos 5 tips

balanza

¡"Trabajo" y "dieta" ya no serán antónimos!
El trabajo es uno de los lugares en los que pasas más tiempo de tu vida. Es por eso que no deberías pasar por alto cómo te alimentas allí.

Si estás a dieta y no sabes cómo organizarte y mantenerla en el ambiente laboral, estos consejos te vendrán de mil maravillas...

Olvídate de llamarle "dieta"


Llamarle "dieta" a tu alimentación saludable puede hacer que tu psique la asocie a conceptos como la restricción y la monotonía. ¡Y esto no te conducirá a buen puerto!

Así que, para empezar, llámale de otro modo; aunque parezca un truco insignificante funciona de verdad.

Haz bien los deberes


Para asegurarte una alimentación saludable en el trabajo, debes llevar la comida preparada de casa con el tiempo justo.

En este proceso, la organización es vital; solo gracias a ella podrás alimentarte de la forma más nutritiva y saludable posible.

Por tanto, cada fin de semana, dedica algunas horas a planear tu menú de la semana. Y si puedes adelantar algo de trabajo, ¡mejor! De este modo, podrás cuidar mejor tu cuerpo y, te lo aseguro, adquirirás un mayor control sobre tus gastos.

Apuesta por aperitivos más sanos



Picar entre horas no tiene por qué convertirse en un pecado si eliges aperitivos sanos.

¿Nuestra recomendación? Una rica fruta (¡la manzana es particularmente perfecta para saciar el apetito!), una porción moderada de frutos secos o un yogur bajo en grasas...

Ajusta tus raciones al tiempo que tienes


Las raciones de comida en el trabajo deben ajustarse al tiempo que tienes para comerlas. La buena digestión necesita tiempo y los atracones cuando careces de él no suelen ser nada positivos para tu salud.

Entonces, si no dispones de mucho tiempo para almorzar, procura restringir tus porciones.

Sé indulgente contigo misma


¡No seas tan dura contigo misma! La disciplina es una gran virtud, pero eso no significa que debas torturarte.

Elige un día a la semana en el que puedas darte ese gustito no tan saludable que tanto te apasiona. Así, podrás continuar con tu plan alimenticio saludable con fuerzas renovadas.

Tu alimentación en el trabajo es un factor que no puedes seguir pasando por alto si en verdad quieres conseguir tus objetivos. ¿Empezamos hoy?

Por: Cristina Torres.
Vía: iMUJER.