Lo Más Reciente

7 cosas que parecen normales durante el embarazo pero no lo son

http://img-s-msn-com.akamaized.net/tenant/amp/entityid/BBpSrzB.img

“Tranquila, todas las mujeres en tu estado lo experimentan…”. Aunque natural, la maternidad es un proceso de cambio que origina incertidumbre, porque la línea entre los síntomas normales y las señales de peligro en el embarazo es muy delgada.

Un ejemplo de esto es el ardor en el estómago que se experimenta durante el primer trimestre del embarazo, y que muchas veces se puede confundir con gastritis aunque es síntoma de preeclampsia, señala en entrevista para Salud180 Gabriela Zebadúa, instructora de sicoprofilaxis.

Las apariencias engañan…


Este momento es único y diferente para cada mujer, pero las señales de peligro durante el embarazo son similares en todas, y para muchas son imperceptibles porque se cree que son normales.

1. Calambres o cólicos. Algunas veces se confunde con el estiramiento de los ligamentos, debido al crecimiento del útero. Sin embargo, si éstos son muy frecuentes es una alerta de infección de vía urinaria o vaginal.

2. Mancha de color tierra. Su causa se debe a la implantación del embrión, pero si aparece más de una vez es señal de problemas.

3. Flujo. Si es de color blanco es normal, pero si presenta mal olor o grumos entonces es señal de alerta.

4. El estómago se endurece. Su causa puede ser el cambio de posición del bebé, pero si al estar quieta el feto no se mueve es signo de problemas.

5. Dolor en los pechos. No debe ser constante, tampoco la secreción de líquido verde o rojo o la aparición de alguna protuberancia.

6. Dolor cabeza. Si no tienes gripa entonces es necesario checar la presión inmediatamente.

7. Aumentar más de 2 kilos. Esto es síntoma de un exceso, no necesario, en la comida que puede inducir obesidad debido a que lo recomendable es solo aumentar 1 kilo por mes.

Si tu pareja y tú están planeado embarazarse es necesario qué él también consuma durante los tres meses previos a la concepción ácido fólico; debido a que él proporciona parte del aporte genético”, afirma Zebadúa.

Vía: Salud180.