Lo Más Reciente

Cómo ligarse a una chica guerrera

http://img-s-msn-com.akamaized.net/tenant/amp/entityid/BBoqjOo.img

“No, es que acabo de salir de una relación y no estoy preparado”; “No, es que yo no puedo darte lo que te mereces”; “no, es que no te lo dije, pero soy misionero en África y ésta es mi última noche aquí, así que... ¿qué te parece si nos dejamos llevar?”. Seguro que te suenan estas excusas, ya que alguna vez habrás echado mano de ellas cuando querías deshacerte de esa chica que empezó a bombardearte a whatsapps y que quería “algo más” contigo. Sin embargo, las cosas han empezado a cambiar.

Ya no sólo somos nosotros los que nos inventamos que se ha muerto la abuela de una tía segunda para darle largas a esa muchacha que años atrás se hubiera fundido todo el saldo enviándonos SMS. Así es, hoy en día una chica puede pasar completamente de tu cara y tú pillarte de ella al más puro estilo fanática incondicional de Crepúsculo (sí, rollo quinceañera capaz de saberse cada uno de los diálogos de la saga entera). Y es que en los últimos años, el papel de la mujer ha ganado peso en la sociedad, lo cual ha alterado también su forma de entender sus relaciones personales. “Se trata de un cambio de percepción sociocultural más que de una evolución emotivo personal”, asegura Francisca Molero, sexóloga del Instituto de Sexología de Barcelona. “Durante siglos, la mujer ha sido dependiente del hombre en muchos aspectos. En cambio, ahora se están acercando los roles de ambos sexos, la igualdad de los dos géneros está cada vez más latente y es por eso que la mujer puede pensar en un proyecto de vida propio”, subraya la experta.

Entonces… ¿Qué es lo que uno puede hacer para que esa chica de apariencia robusta pique el anzuelo? Lo resolvemos en el siguiente tema. Y si ves que la cosa no funciona y que esa chica no va a sentar la cabeza, pues puedes volver a lo clásico: el viaje a África, el funeral de la tía abuela o cualquier otra excusa que se te ocurra...

1) Sé auténtico


Correcto, es el típico “sé tú mismo” de toda la vida, pero camuflado, maquillado con otras palabras. La mejor baza para conquistarla es desnudarte (¡metafóricamente hablando, ya habrá tiempo de quitarse la ropa si todo va bien!). “Cada vez es más difícil ligar ‘vendiendo motos’, es más importante tener una personalidad definida, un carácter y una forma de ser que le aporte algo que ella desee”, asegura Iván Rotella, sexólogo y director del Centro de Atención Sexológica Astursex. Por lo tanto, en vez de interpretar más papeles que Johnny Depp, casi que mejor te muestres tal y como eres.

Un consejo No le expliques que le salvaste la vida a un cachorro de un edificio en llamas (a no ser que seas bombero y sea verdad). Si tienes miedo de no poder sorprenderla con algo que hayas hecho, explícale tus aspiraciones, pero no de la misma forma en la que engrosas tu CV...

2) Optimista y cercano


Tras despojarte de la máscara, el siguiente paso es transmitir buen rollo y humor. No hace falta que te aprendas todos los monólogos de El Club de la Comedia, pero si con algún comentario espontáneo la haces reír, irás ganando terreno poco a poco. De todos modos, cuidado, que la línea de la friendzone está cerca. Sé selectivo y avispado en tus aportaciones. Y tan importante como la comunicación convencional es “la no verbal, porque el cerebro reconoce muchas facetas de esa persona con este tipo de comunicación”, afirma Francisca Molero, sexóloga del Instituto de Sexología de Barcelona.

Un consejo Échale un sutil vistazo a sus redes sociales para conocer algunos de sus gustos. Quizás encuentres un interés que tengáis en común y que luego puedas sacar durante una conversación. De esta forma podrías empezar a captar su atención.

3) Saca tu lado más donjuán


No sólo debes jugar tus cartas en el terreno del ingenio, sino también en el del coqueteo. Debes ser pícaro, intenta ruborizarla con una sutil mirada (con mesura, tampoco vayas de George Clooney). Aproxímate pero sin invadirla y regálale una buena sonrisa. No dejes de hacerlo incluso cuando ya hayáis tenido algún revolcón: “A las mujeres les gusta sentirse deseadas y el orgasmo no es tan importante como esta sensación. De hecho, sus valoraciones suelen ser más cualitativas que cuantitativas”, asegura Ana Fernández, directora de Sexología de la Universidad de Oviedo. Así pues, no te dejes tras la primera cita.

Un consejo ¿Qué tal un comentario “picante” cuando ya tengáis confianza? Un mensaje subido de tono puede aumentar su libido y sus ganas de verte, así que quizás consigas un 2x1: un tórrido encuentro y una nueva cita para seguir conquistándola.

4) Interésate por ella


Además de hacerla reír y de seducirla, también debes demostrarle tu generosa caballerosidad. Pregúntale cómo le ha ido el día y dale cuerda, porque tan importante es sorprenderla con las palabras como con los oídos. “A todo el mundo le reconforta el hecho de sentirse interesante y especial”, asegura Francisca Molero. En este aspecto, “el contacto visual es elemental, porque hace que la otra persona perciba que nos resulta realmente interesante y que la estamos escuchando de verdad”, afirma.

Un consejo

Si te explica un problema, involúcrate con sus sentimientos y reacciones ofreciéndole tu punto de vista y las alternativas que tú contemplas, así verá que la pregunta que le has hecho no es para cumplir, sino que realmente te interesa todo cuanto tenga que ver con lo que le pasa. Y ella misma se dará cuenta de que te importa.

Ni se te ocurra...


Concebirla como un reto
Se acabaron las apuestas por ver quién se la liga antes. “Tratarla como un desafío, un posible trofeo o intentar cambiarla para que se amolde a un formato más ‘clásico’ de mujer va a lastimar su amor propio, así que se buscará a otra persona. Hay que construir las relaciones de igual a igual y las parejas tienen que parecerse a las dos personas que las forman”, subraya Iván Rotella.

Ser prepotente

No quieras impresionarla con tus batallitas, porque te verá como un fantasma fan-farrón. Evita la prepotencia y la falta de respeto o ya puedes seguir buscando chatis en Tinder. “Si no conoces a la otra persona, tienes que ir tanteando el terreno poco a poco. Además, debe haber un respeto universal y una tolerancia mutua, no trates de imponer tu punto de vista”, manifiesta Molero.

Avasallarla sin ton ni son

¿Te molestaba que esa chica que comentábamos antes te acribillara a mensajes? Pues piensa que quizás la chica que te gusta te vea a ti como el plasta de turno. Déjale su espacio para que no se agobie. Si realmente quiere algo, será ella la que se deje ver. Así pues, salúdala de vez en cuando pero no te arrugues, porque si no olerá de lejos tus intenciones y se pensará que te tiene en el saco.

Pasarte con la bebida

Es importante que en todo momento tengas la situación bajo control, especialmente en las primeras citas. Pero si, por culpa de los nervios, te pasas al alcohol, tú mismo podrías firmar tu sentencia de muerte: “Los signos de colocón echan mucho para atrás a una mujer”, afirma Francisca Molero. Por lo tanto, tomaos una copa pero no te pases de la raya, no vaya a ser que te desinhibas tanto que llegues a meter la pata.

Vía: Mens Healt.