Lo Más Reciente

Playa de la Concha, el balcón de Donosti

Playa de la Concha, el balcón de Donosti

Uno de los elementos que convierte a San Sebastián (Donosti) en una de las ciudades más bonitas de España es ese gran balcón marítimo en forma de media luna que es la Playa de la Concha. Precisamente debe su nombre a su forma de concha.

Las aguas el Cantábrico bañan esta orilla elegante y distinguida, llena de bañistas en verano y de paseantes en invierno. Se sitúa en pleno centro de la ciudad, al oeste de la desembocadura del río Urumea. La playa en sí tiene una longitud de 1.350 metros y aparece a los ojos del viajero flanqueada por dos grandes promontorios a izquierda y derecha: los montes Urgull e Igueldo, con la isla de Santa Clara al fondo. El Peine del Viento, escultura realizada por Eduardo Chillida, pone el punto y final al paseo marítimo.

Su paseo marítimo es famoso por la larga barandilla pintada de blanco, una obra con todo el sabor de la Belle Époque y diseñada por Juan Rafael Alday, instalada a principios del siglo XX.


Otro elemento ornamental característico de la bahía son las farolas situadas al comienzo de la rampa de bajada a la playa, además de los dos grandes relojes y los edificios del balneario de La Perla y la antigua Real Casa de Baños. Y es que la capital guipuzcoana fue convertida en un lugar de veraneo de moda por la reina María Cristina, viuda de Alfonso XII, que acudía a tomar las aguas y relajarse, atrayendo a muchos ilustres visitantes.

Ahí, en la Playa de la Concha, empezó San Sebastián ser una ciudad cosmopolita y a llenarse de edificios como el Teatro Victoria Eugenia, el Hotel María Cristina o el Palacio de Miramar.

Vía: Dónde Viajar.