Lo Más Reciente

Lo que un antojo dice acerca de tu salud

Lo que un antojo dice acerca de tu salud

Chocolate


¿Por qué te dan ganas de comer cuando estás estresado? ¿Por qué no te puedes resistir a un dulce de chocolate? El experto en nutrición y doctor Joseph Colella aclara las dudas de lo que representa las deficiencias y falta de balance en nuestro sistema digestivo y circulación.

El hecho de que sientas antojo por un pedazo de chocolate o crema de chocolate puede significar que estás en tu ciclo menstrual o que se aproxima el día para tu periodo mensual. También puede significar que estás manejando un alto nivel de estrés y que también te encuentras en una dieta restringida de dulces, harinas o azúcar procesada.

Dulces


El antojo constante por los dulces puede significar el comienzo de lo que será la enfermedad de diabetes. Esto puede ser un aviso urgente en caso de que estos antojos se combinen con ganas constantes de orinar y desespero al ver una pieza de dulce. También puede significar que estás en tu ciclo menstrual o que estás sintiendo las ganas de comer después de haber consumido algún tipo de harina como pan o pasta, ya que este tipo de carbohidratos disminuye la energía en el cuerpo luego de ser procesados en el sistema digestivo.

Pasta


Lo que realmente quieres es azúcar. La mayoría de veces, las personas que "sienten antojo" por una pasta, pizza o harina artesanal es porque se guían más por las comidas mejor aceptadas por la sociedad. En este caso, quieres disimular el antojo de una pieza de chocolate o un postre cargado de sabor.

Helado

Lo que un antojo dice acerca de tu salud

Puede ser que este antojo represente los reflujos constantes en el cuerpo, así como un funcionamiento erróneo en tu sistema digestivo. También puede ser representativo del hecho que tomas pastillas para el dolor como naproxeno o acetaminofen. Esto puede ser una manifestación por parte de tu cuerpo, comunicando el hecho que estás cansado o que necesitas un descanso lo antes posible.

Papas o pretzels


Puede ser que cuando sientas esto estés actualmente deshidratado. Esta es una forma de tomar el hambre como un gran disfraz. También es un claro significado de que no consumes suficiente agua o que estás perdiendo más líquidos de los que debes. Este antojo también puede ser representación de estrés y ganas de calmar la ansiedad masticando algo fácil y crujiente.

Papas fritas


¡No has dormido bien! La falta de sueño se manifiesta con los bajos niveles de energía y el cuerpo suele confundir el cansancio con el hambre. Por esta misma razón, es por la cuál sientes ganas de comer algo lleno de sabor o de grasa después de una noche de fiesta. El cerebro entiende que estas comidas activarán la energía corporal y calmarán la ansiedad por ese vacío que estás sintiendo.

Carnes o hamburguesas


Esto es representación de que no estás consumiendo suficiente proteína. También puede ser que eres vegetariano o vegano recientemente, y el cuerpo siente la necesidad de compensar estos niveles de proteína. Si el antojo es constante y con un grado de desespero, puede ser representación de una deficiencia en la producción de vitamina B o del hierro como tal.

Queso


Esto puede reflejar una falta de calcio o vitamina D en tu cuerpo. También puede ser el reflejo de una falta de grasas vegetales o nutrientes en tu circulación. Si no es ninguna de las dos anteriores, puede ser un antojo de azúcar y lo disfrazas con esta opción.

Fotos: EFE.
Vía: VANIDADES.