Lo Más Reciente

Las 5 islas más remotas y escondidas del mundo

¿Cuántas veces hemos escuchado la pregunta de "qué te llevarías a una isla desierta"?

En un milenio en que el turismo parece haber conquistado numerosos destinos insulares alrededor de todo el mundo, aún cuesta pensar que existan verdaderos paraísos vírgenes, o al menos, lo suficiente alejados como para seguir soñando con ellos y quizás, un día, jugar a los exploradores hasta encontrar algunas de las islas más escondidas del mundo.

1. Palmerston

Las 5 islas más remotas y escondidas del mundo

El Pacífico es el mayor océano del mundo (los protagonistas de la serie Lost bien lo saben), y una de sus islas más remotas es Palmerston, perteneciente a las Islas Cook y a 500 km de Rarotonga, la mayor de estas. Parlmerston se compone seis atolones cuya isla más grande es un pequeño paraíso habitado por tan sólo 62 personas (todas ellas descendientes de un mismo hombre, William Marsters, casado con tres mujeres de la misma familia a finales del siglo XIX).

Sus frondosos corales impiden la llegada de hidroaviones, mientas la distancia dificulta todo acceso aéreo, de modo que sólo es posible alcanzar la isla en barco. ¿La recompensa? Uno de los lugares más perdidos del mundo, aguas turquesas donde perderse bajo las gafas de buceo y la posibilidad de ser alojado con una familia local prácticamente fusionada con la naturaleza.

2. Isla de Cocos

Las 5 islas más remotas y escondidas del mundo

A 480 km de Cabo Blanco, el punto más cercano desde Costa Rica, yace una isla considerada el gran laboratorio del mundo, aquel en el que sólo se permite la visita de científicos (o exclusivas excursiones de buceo) que experimenten con muchas de sus especies endémicas, desde el matamoscas al cuco de Cocos, además de otras grandes estrellas como el tiburón ballena o martillo.

Una naturaleza exuberante, carne de leyenda literaria (aseguran que Robert Louis Stevenson se inspiró en ella para La isla del tesoro) y a 30 horas en barco (¡y es el único medio!)

3. Chinijo

Las 5 islas más remotas y escondidas del mundo

Las islas Canarias son conocidas en todo el mundo, pero lo que pocos conocen es la presencia del archipiélago Chinijo, a una milla al noreste de Lanzarote (la más desértica de las también conocidas como "afortunadas"). Se compone de varias islas, de las cuales la Graciosa es la única habitable, paraíso del buceo, el pescado fresco y las playas solitarias.

A poca distancia yacen Montaña Clara, Alegranza y los Roques del Este y Oeste, más conocido como Los Islotes, la mayor reserva marina de Europa, de acceso exclusivo para investigación y, según se dice, lugar donde se ocultan los únicos huevos prehistóricos del planeta.

4. Tristan da Cunha

Las 5 islas más remotas y escondidas del mundo

Desde Chinijo navegamos hasta el otro lado del océano, concretamente al Atlántico Sur, donde encontraremos la nombrada como isla más remota del mundo: Tristan da Cunha (1500 millas desde Santa Helena que, a su vez, es una isla a casi a 3 mil desde Angola).

El único símbolo de civilización es el pueblecito de Edinburgh, donde no se superan los 50 habitantes (quienes en su mayoría se autoabastecen con cosechas propias) y un barco con mercancías (y turistas) llega en contadas ocasiones tras nueve o diez días desde Cape Town. Exceptuando sus simpáticos anfitriones, la isla es un laberinto de acantilados solitarios, praderas salvajes, colonias de pingüinos y el imponente volcán Queen's Mary... aún en activo.

5. Socotra

Las 5 islas más remotas y escondidas del mundo

Entre Somalia y Yemen aún existe un lugar que desconoce las leyes del tiempo y la imaginación. Socotra es la mayor isla de Oriente Medio y reúne especies acuáticas del Índico y el Mar Rojo, si bien las gran atracción es su vegetación: árboles como el Sangre de Dragón (en forma de seta) o el Árbol de Pepino (de enorme tronco y pequeñas flores), los cuales parecen traídos del mismo espacio exterior. Las playas celestes que bañan esta tierra mágica también hará las delicias de los buceadores expertos mientras una pequeña población alberga turistas que podrán deleitarse con pescados frescos y quien, sabe, quizás hasta avistar sirenas en la llamada, y surrealista, "isla del gozo".

El mundo está salpicado de lugares que muy pocos conocen, como estas islas remotas del mundo, aptas tan sólo para verdaderos aventureros. Y es que aún existen lugares donde los árboles parecen vivir en una eterna prehistoria, habitantes que tras diez días alcanzan la "civilización" en barco o islas cuyos únicos habitantes pertenecen a la misma familia. Sí, el mundo sigue siendo bello e insólito.

Por: Alberto Piernas
Vía:  iMUJER.