Lo Más Reciente

Cinco tips para lograr una dieta de verano exitosa

Cinco tips para lograr una dieta de verano exitosa

Durante el verano, el calor produce algunos cambios en el apetito pues existe mayor deseo de ingerir bebidas que alimentos, con el fin de refrescar, y esto puede significar el tomar bebidas altas en calorías (refrescos, jugos industriales, etc.), esto, en conjunto se puede traducir al final de las vacaciones en muchos kilos demás sino prestamos atención a lo que ingerimos; para conducirnos de manera corresta esta temporada, recurrimos a la nutrióloga Adriana Angélica Ángeles Quezada de Clínica Cerebro que nos compartió los siguientes tips.

Frutas y verduras


Las frutas son una buena opción refrescante, además son una buena fuente de vitaminas y minerales, se pueden almacenar en el refrigerador y consumirse frías o congeladas en sustitución de un refresco o helado que contienen gran cantidad de calorías y promueven obesidad, también se pueden combinar con leche descremada en licuados fríos para el desayuno, ya no será necesario añadir azúcar, ya que la fruta contiene azúcar natural.

Las verduras frescas en ensaladas también pueden ser muy nutritivas y refrescantes podemos hacer una buena ensalada añadiendo algunos trozos de queso fresco o pollo asado y fruta de temporada, adicionalmente para el refrigerio se puede consumir jícama y pepino con un poco de chile en polvo.

Tips:


  • Compra frutas y verduras de temporada, lo cual permitirá un ahorro a tu bolsillo, y podrás ofrecer una alimentación variada en vitaminas y minerales. La fruta es una buena fuente de fibra, ayudará a mejorar el tránsito intestinal evitando con ello el estreñimiento.
  • Respetar horarios de comida, es hasta cierto punto normal que en vacaciones se relaje la disciplina en los horarios de la familia ya que los niños están de vacaciones, sin embargo es importante establecer horarios para las comidas del día ajustados a las actividades de verano, donde todos pueden ingerir sus alimentos con la debida calma y sin prisa, ya que esto nos ayudará a regular el apetito y evitar que se ingieran alimentos no saludables; respetar horarios también incluye al desayuno, es elemental realizar un desayuno completo todos los días incluyendo una porción de lácteos descremados, fruta, cereales integrales, proteínas.
  • No es bueno caer en la trampa de que son vacaciones y se vale comer de todo, a lo largo del año existe un esfuerzo constante por mantener el peso corporal, el alimentarse en exceso y beber refrescos, bebidas alcohólicas, jugos industriales sin medida puede añadir demasiadas calorías que al final se traducirán en ganar grasa, no se trata tampoco de prohibir, podrían realizar sólo una comida “libre” al día durante vacaciones, además si se realiza alguna actividad física se podrán gastar esas “calorías añadidas”, jugar algún deporte en familia es una buena opción ya que adicionalmente fomenta la convivencia familiar, futbol, básquetbol, si están en la playa waterpolo, ¡será muy divertido!
  • Dar el tiempo necesario a la digestión de los alimentos, es importante esperar de 1 hora y media a 2 horas después de comer para realizar actividades físicas como nadar, correr, jugar futbol, etc. El no esperar el debido tiempo puede ocasionar dolor de estómago, náuseas, vómito, congestión.
  • Tomar colaciones matutinas y vespertinas. A media mañana y a media tarde es conveniente comer un tentempié con la finalidad de que no llegar con mucha hambre a la comida y la cena, comer una fruta o verdura con un puñito de frutos secos (nueces, cacahuates, pistaches, etc.) puede ser una buena colación

Vía: Muejres/Publimetro.