Lo Más Reciente

Cinco tipos de besos para derretir

Cinco tipos de besos para derretir

1. Sé creativa:


Prueba un movimiento de succión de labios, besa suavemente el labio superior de tu chico mientras él besa tu labio inferior, y luego intercambien el movimiento. Seguramente tratará de meter un poco de lengua, pero no lo dejes todavía... Espera un momento y después permite que sus lenguas toquen los dientes, el interior de las mejillas y las encías. ¡Las sensaciones despertarán al máximo sentidos!

2. Endulza la situación:


Prueba jugar con unas jugosas fresas antes de iniciar la sesión de besos, te darás cuenta que se activarán los receptores dulces en sus bocas, así cuando inicie toda la acción, ¡su sentido del gusto se volverá loco!

3. Provoca que se le enchine la piel:


Usa un labial de menta antes besarlo para incrementar sus sentidos del tacto, gusto y olfato. El mentol activa los receptores fríos del cuerpo y combinado con tu cálido aliento, se sentirá una sensación de cosquilleo. Puedes obtener un efecto sensorial similar, tomando un trago de champán o seltzer. ¡Pruébalo hoy mismo!

4. Agrega una dosis salvaje:


Una pequeña dosis de dolor hará que un beso ordinario lleve a tu chico al cielo. Las endorfinas que libera el cuerpo se vuelven un analgésico natural, además de aumentar la capacidad de respuesta de los receptores de la piel. Pon tus manos alrededor de su cuello y jala su cabeza suavemente hacia ti manteniendo el contacto visual.

Cuando sus labios se encuentren, lentamente agrega un poco de agresión dejándose guiar por su pasión natural. Ligeramente muerde su labio inferior con los dientes, entierra tus uñas por su cuello y espalda, y tira de su pelo. ¡Perderá la cabeza!

5. Llévalo al límite:


Para el beso más erótico intenta una exploración profunda con tu lengua dentro de la boca de tu chico. Froten sus lenguas en círculos pequeños y grandes, y luego metan y saquen su lengua de sus bocas, como si estuvieran teniendo relaciones. También pueden tomar turnos para envolver con sus labios la lengua del otro y chupando apasionadamente, alternando con movimientos lentos y rápidos. ¡Llevarás al límite a tu galán!

Vía: MSN.