Lo Más Reciente

Bebés con tablets ¿buena combinación?

Bebés con tablets ¿buena combinación?

Ya sea para jugar, dibujar o ver dibujos animados, se calcula que el 40% de los niños y niñas menores de dos años accede regularmente a las tabletas o teléfonos inteligentes de sus papás. A ti, ¿te parece sana esta relación que cada día se vuelve más adictiva?

Me llama la atención la facilidad con que los padres sueltan el celular a sus hijos, con tal de distraerlos o quitárselos de encima.

Estoy convencida de que la tecnología nos brinda muchos beneficios, pero, al mismo tiempo, si no tenemos cuidado, podemos caer abducidos por ella. Solo basta ver a los niños y adolescentes que nos rodean para darnos cuenta de la escasa comunicación personal que desarrollan, debido a la abundancia de gadgets.

Un reciente informe del Observatorio de Salud de la Infancia y la Adolescencia, del Hospital Sant Joan de Déu de Espulgues en Barcelona, señala que el uso de las nuevas tecnologías aumenta con la edad y llega al 72% en el caso de los menores de 8 años y al 90% en el de niños de entre 10 y 15 años.

Los expertos sostienen, y comparto su opinión, que solo un uso responsable, educativo, creativo y supervisado puede resultar beneficioso para el desarrollo del niño porque le puede ayudar a formarse en las competencias que requiere el mundo actual.

Bebés con tablets ¿está mal? 


Desde luego que no, pero hay que tomar algunas medidas para que la relación entre niñez y nuevas tecnologías sea lo más sana y constructiva posibles.

Uno de los 25 españoles más influyentes en Internet, Genís Roca, señala que el uso de las nuevas tecnologías no debe verse como un peligro sino como una buena oportunidad para aprender buenos hábitos en el manejo de aparatos digitales, que posteriormente servirán a los niños en su vida. Este experto en el sector digital considera que "satanizar las tecnologías es como prohibir circular por las carreteras porque hay quien va muy deprisa".

Por su parte, Mariona Grané, doctora en Pedagogía de la Universidad de Barcelona y colaboradora del informe antes mencionado, subraya que "un buen uso de las tecnologías, acompañado de los padres, es bueno para el desarrollo de los niños". La experta destaca que "si prohibimos las tecnologías en casa o las obviamos estamos diciendo a los niños que son malas, en cambio si las usamos con normalidad y hacemos un uso cotidiano y con sentido común también ellos sabrán usarlas de esta manera".

Lo peor que podemos hacer con nuestros niños menores de tres años, agrega la especialista, es padecer una sobre-estimulación, “hay que darles juegos abiertos, que no tengan un objetivo, que sean exploratorios y después empezar a introducir el juego con pequeños retos".

Por:  actitudfem.com
Vía: MSN.